Pasos para contratar un asistente de tasación

Hay una cantidad limitada de trabajo que un tasador puede hacer en un día. Si usted está listo para llevar su negocio al siguiente nivel, la contratación de un asistente de evaluación puede ahorrar tiempo y le permiten completar más informes cada mes.

Un asistente o aprendiz de tasador puede quitarle muchas cosas de encima, como el trabajo administrativo, la elaboración de informes comparativos e incluso la realización de inspecciones (si los clientes y la normativa estatal lo permiten). Siga estos cuatro pasos para encontrar y contratar a su nuevo asistente de tasación.

Superar el miedo a contratar

Muchos tasadores online son reacios a contratar personal. Sin embargo, los beneficios de la contratación de un personal superan ampliamente el trabajo extra de la gestión de uno, especialmente si usted invierte tiempo y dinero en el desarrollo de tres principios de su negocio: la tecnología, los recursos humanos, y los sistemas y procedimientos que les permiten trabajar juntos. Para ello, hay que encontrar a la persona adecuada, colocarla en el área correcta y formarla eficazmente.

Afortunadamente, los recientes cambios en la JCA (que ya han sido adoptados por algunos estados) han facilitado la entrada de nuevos tasadores en el campo y su cualificación para trabajar bajo su supervisión.

Buscar candidatos idóneos

Es esencial tener en cuenta los puntos fuertes que busca en una persona. Tanto si busca a alguien con una gran capacidad de organización para ser su recepcionista como si tiene un buen ojo para los detalles para introducir datos, querrá a alguien que tenga conocimientos tecnológicos.

Evite el periodismo impreso y publique su anuncio en Internet. Evite las publicaciones que requieren una cuota y utilice una publicación gratuita como Craigslist o el sitio web del Departamento de Trabajo local. Dado que el mundo de la tasación depende cada vez más de la tecnología, querrá encontrar candidatos que se sientan cómodos utilizándola.

Evaluar a sus mejores candidatos

Realizar una entrevista de una hora para seis o siete candidatos lleva mucho tiempo y, en última instancia, es innecesario. En su lugar, programe «mini-entrevistas». Invite a cada candidato a una breve entrevista y a una sencilla prueba informática, comunicándole claramente que la entrevista sólo durará unos cinco minutos.

En los primeros minutos de la entrevista se puede comprobar la capacidad de comunicación, la rapidez y la profesionalidad de la persona para saber si quiere seguir adelante.

Programar una entrevista breve evita que te sientas obligado a pasar una larga entrevista con alguien que inmediatamente reconoces que no quieres contratar. Haz unas cuantas preguntas sencillas, como «¿Por qué te interesa esta oportunidad?» o «Describe tu experiencia laboral anterior».

Prueba informática

Si un candidato parece encajar muy bien en cuanto a personalidad, exigirle una sencilla prueba informática puede garantizar que tiene algunas de las habilidades básicas necesarias para trabajar para usted. Observe cómo realiza tareas sencillas, como abrir un archivo adjunto y guardar un archivo.

Deja un comentario